I made this widget at MyFlashFetish.com.

Debe de haber alguna forma de salir de aqui dijo el bromista al ladron. Hay demasiada confucion, no encuentro consuelo. Los hombres de negocios se beben mi vino, los ladrones cavan mi tierra. Ninguno de ellos en su estilo, es conciente de lo que eso vale, no hay razon para ponerse nervioso dijo amablemente el ladron. Hay mucha gente entre nosotros que piensa que la vida no es sino una broma. Pero tu y yo ya hemos pasado por eso, y este no es nuestro destino; asi que hablemos falsamente, se esta haciendo tade.
A lo largo de la torre de vigia, los principes vigilaban el panorama. Mientras todas las mujeres tajinaban.
Los sirvientes descalzos tambien; afuera a lo lejos un gato montes gruñia, dos jinetes se aproximaron y el viento empezo a ulular.

jueves, 1 de octubre de 2009

lejos !


Toca el piano otra vez y las hadas vuelven a silbar al ritmo de tus dedos… son pequeñas y ruidosas… a veces te dejan hacer una vida normal otras tantas es imposible por su ímpetu desbordante… pero toca algo de música y encontraran la paz revoloteando alegremente al compás.

Sigue… sigue tocando hasta que la noche se vista de estrellas… necesito un descanso, pararme en el camino y descansar sin que nadie intente importunarme con una noticia importante o una fiesta que se esta fraguando en otro sitio de la ciudad.

No quiero: Corre vamos… no… deseo tumbarme y descansar del bullicio y de los ruidos… la música suena y mis hadas y duendes por fin me dejan tranquilo con mis pesadillas.

Alguien vierte algo de polvo que le había quedado en su saquito, porque mañana estará lleno de nuevo y yo me merezco un alivio… algunos se entretienen corriendo arriba y debajo de mi espalda… son como gatitos jugando con sus instintos… los mas habilidosos ya han colocado todos los huesos de mi cuerpo sin que yo sufra lo mas mínimo. En cambio los viejos pasaran la noche llenando de historias mi cabeza.

Es un sueño profundo… moteado de sonidos de piano que una araña habilidosa le ha dado por dejar colgada encima de mi cabeza… teje lentamente entre bostezos… se contamina poco a poco del sopor que rodea a mi figura y cuando termina su faraónico proyecto se desploma a mi lado a descansar el sueño de los justos.

La música sigue pero uno a uno han ido cansándose hasta el extremo de que han ido refugiándose al calor de mi vera y ahora duermo rodeado de un manto de diminutos seres que me acompañan todos los días.

Cuando salga el sol… el revuelo se producirá y todos saldrán corriendo a ocupar sus posiciones cuales sean… volveré a ser su victima favorita porque por muchos estropicios que hagan siempre tengo una sonrisa que ofrecerles.

Soy su gran amigo… el que no les abandona por muy desastres que sean… los aguanto con sus pequeñas impercepciones porque de pequeño me di cuenta que no nos gusta que nos digan las cosas imponiéndolas.

Somos inquietos porque quizás conservemos demasiada energía dentro de nosotros… o que seamos tan felices que no podamos dejar de ser nosotros mismos. El amanecer se avecina y se que volverán a dar alboroto en su particular algarabía.

Lo se porque les conozco y he llegado a tolerarles… molestan mucho pero son una increíble compañía inagotable. Solo piden que les acompañes sin hacer preguntas… viven el momento de sus largas vidas. Porque en un mundo repleto de realidad… aun no hemos descubierto a la fantasía.

Ella vive justo al lado de nosotros y hace una vida similar… nadie podría decir que es la mas divertida, pero sigue siendo tan especial como el primer día… una vez me caí dentro de su casa y nunca he logrado salir porque a pesar de estar en un sitio que no es el mío.

Dentro de sus paredes no ha nada que no se pueda lograr… sus reglas son sencillas… no pienses, simplemente actúa…

Despierto y allí me están esperando un millar de cabecitas alocadas que están dispuestas a seguirme hasta el final del camino. Ninguno tiene prisa. Porque sabemos cuando y donde esta escrito el punto final.

No tenemos miedo porque hasta entonces nada podrá detenernos… queda mucha historia y son la mejor compañía posible. Silbo una canción y ellos la tararean. Sus saltos estrambóticos me llenan de alegría, porque solo en compañía de los lunáticos me siento como en casa.

1 comentario:

UnMontOndeCosasSinSentidOo dijo...

Las Notas de Piano Suenan tan Armónicamente. Que Si tal vez así suenen las hadas al Volar.